Pasar al contenido principal

Irlanda invita a la juventud carmelitana al Congreso Eucarístico Internacional

Irlanda acogerá en Dublín, del 10 al 17 de junio de 2012, al Congreso Eucarístico Internacional (CEI) con el tema “La Eucaristía: comunión con Cristo y entre nosotros”.

Es la primera vez que se ha previsto que durante el Congreso Eucarístico Internacional (CEI) haya un espacio para la juventud (Youth Space) “¡Venga!, Sé Iglesia con Cristo y con nosotros”. Los carmelitas irlandeses forman parte de la comisión organizadora de este espacio para los jóvenes. Aquella semana se presenta como algo especial para los jóvenes entre 17 y 25 años; están previstas varias actividades, desde la oración contemplativa hasta los encuentros sobre temas sociales y sobre la justicia. Habrá ocasión para debatir, dialogar, encontrarse con nuevas personas y para celebrar juntos la fe.

Se espera la asistencia de más de 2000 jóvenes y no tan jóvenes de todo el mundo. La inscripción para participar en el Congreso puede hacerse en www.IEC2012.ie/youth  (téngase en cuenta que esta inscripción online acaba el día 9 de mayo).

Los carmelitas irlandeses ofrecen un número limitado de plazas para dormir a los jóvenes carmelitas. Para mayor información, contactar con Marie marie.ward@carmelites.ie

¿Te gustaría recibir las noticias en tu correo electrónico?

Suscribirse CITOC Online


* obligatorio





Lista de Información:

CITOC Online es el boletín electrónico publicado por la Orden de los Carmelitas. Las noticias, información, características, artículos, cartas, fotos y otros materiales enviados se convierten en propiedad de Citoc Online

Privacy Policy:

  • Your email address will never be shared with any 3rd parties and you will receive only the type of content for which you signed up.
  • CITOC Online can be shared among friends, family and relatives for religious purpose without changing its content.

 

 

shieldOCarm

Como Carmelitas, Vivimos nuestra vida en obsequio de Jesucristo y servirle fielmente con corazón puro y buena conciencia a través de un comprometiéndose en la búsqueda del rostro del Dios vivo (dimensión contemplativa de la vida), en la oración, en la fraternidad y en el servicio (diakonía) en medio del pueblo. Estos tres elementos fundamentales del carisma no son valores aislados o inconexos, sino que  están estrechamente ligados entre sí. 

Todo esto lo vivimos bajo la protección, la inspiración y la guía de María, la Virgen del Carmen, a la que honramos como “nuestra Madre y hermana”.