Pasar al contenido principal

Curso De Formación Permanente Para Jóvenes Carmelitas

P. Joseph Tri, O.Carm.

Conscientes de la amplia gama de expectativas que afrontan los Carmelitas apenas ordenados, y la singular y necesaria adaptación que exige el paso de la formación inicial al ejercicio diario del ministerio,

la Comisión General para la Formación, en colaboración con la Provincia de Indonesia, organizó, del 16 al 21 de noviembre de 2015, un curso de formación para los Carmelitas recién ordenados. Participaron frailes de diferentes países de Asia y Australia, que llevan entre 1 y 5 años de ministerio. El curso pretendía ayudar a los carmelitas más jóvenes a conocerse entre ellos, a compartir las experiencias, las dificultades y los desafíos que se presentan en el umbral de la transición del ambiente de la formación inicial a la vida ministerial, y a soñar con la Orden para poder continuar su viaje como futuros líderes en su zona.

El tema de la asamblea fue: Cultivando la vocación Carmelita en el Año de la Vida Consagrada. Treinta y ocho (38) carmelitas, últimamente ordenados, de Indonesia, Filipinas, India, Timor Oriental y Vietnam se reunieron en el Centro de Retiros Magdalena Postel, gestionado por las Hermanas de la Misericordia, Malang, Provincia de Java, Indonesia.

El curso comenzó con la celebración eucarística que presidió el P. Ignasius Budiono, O.Carm., Prior Provincial de la Provincia de Indonesia. En la homilía, el P. Ignasius señaló la importancia de la formación permanente después de la ordenación, no sólo para poner los conocimientos “al día” con respecto al mundo moderno, sino también para renovar el propio espíritu. En su presentación, en el momento de la apertura, el P. Ignasius dio la bienvenida a los participantes aconsejándoles considerar estos días no sólo como un compromiso para estudiar, sino también para el ejercicio del ministerio. El P. Benny Phang, Consejero General de Asia y Oceanía y Presidente de la Comisión General de Formación, aprovechó la oportunidad para agradecer a la Provincia de Indonesia y al equipo preparador que hayan hecho posible este progreso.

El ponente principal, P. Christian Buenafe, O.Carm., Prior Provincial de Filipinas, pronunció su primera conferencia sobre Encontrar el Equilibrio en la Tensión entre la Comunidad y el Ministerio. Afirmó que ésta es la realidad a la que cada hermano tiene que hacer frente al inicio de su ministerio. Ambas dimensiones pueden ser un reto para los recién ordenados, ya que se ven obligados a experimentar un cambio de vida instantáneo, de la formación al trabajo, de la comunidad de formación a las comunidades pastorales. Sin embargo, el P. Christian añadió que si el fraile aprende a armonizar y a compaginar bien estas dimensiones, se beneficiarán tanto el fraile como la comunidad, y también aquéllos a quienes se sirve.

En la segunda sesión del primer día, el P. Wayne Stanhope, O.Carm., Director de Formación de la Provincia de Australia- Timor Oriental, pidió a los participantes compartir Las Preocupaciones y dificultades que encuentran en la vida comunitaria y en el ministerio, así como sus experiencias sobre la manera de armonizar estas dos dimensiones. También argumentó que sólo la contemplación puede ayudarnos a encontrar una armonía entre ellas. Afirmó que “no debemos olvidar nunca que la gente espera de nosotros que les enseñemos a orar, que los acompañemos en su viaje como compañeros. Por esta razón, resulta muy triste que algunos carmelitas se acerquen a su ministerio con poco espíritu contemplativo”.

En el segundo día, después de la celebración eucarística, el P. Noel Deslate, sacerdote diocesano de Filipinas, Doctor en Filosofía y director del Galilee Institute, y que se dedica a ayudar a los sacerdotes y religiosos con dificultades, disertó sobre Las Relaciones y la Intimidad en el Ministerio. El P. Noel dio algunas pautas para ayudar a los participantes a ser conscientes de su propia sexualidad, y cómo conducir la necesidad de intimidad en condiciones sanas al ejercer el ministerio. Después de la presentación, los participantes se dividieron en pequeños grupos para compartir. Por la tarde del segundo día el P. Robert Puthussery, O.Carm., Prior Provincial de la Provincia Santo Tomás de India, ofreció la ponencia Religiosos Consagrados en medio al Pueblo. Usó mensajes sacados de las enseñanzas del Papa Francisco para el Año de la Vida Consagrada, a fin de recordar a los participantes que sus vidas como religiosos deben basarse en un “despertar al mundo” y que “no podemos cumplir esta misión si nos olvidamos de nuestra identidad como religiosos. Ser religiosos significa que nuestros corazones pertenecen totalmente a Dios”.

El viernes, después de la oración de la mañana, el P. Stephanus Buyung, O.Carm., Director del Centro Mariano en Yakarta, Indonesia, ayudó a los participantes a profundizar su comprensión acerca del don de la contemplación. Invitó a los carmelitas jóvenes a recuperar y desarrollar el don de la contemplación en medio del mundo moderno. La contemplación es un don de Dios. Afirmó que “los primeros ermitaños del Carmelo nos lo transmitieron, y ahora es nuestro deber vivirlo, desarrollarlo y compartirlo.” “La contemplación es el centro de la vida carmelita, y esto es lo que nos mantiene en pie. No podemos vivir nuestra fraternidad, oración y misión sin ser hombres contemplativos”.  Por la tarde, Benny Phang, O.Carm., desafió a los frailes jóvenes a aceptar su papel como futuros líderes de la Orden y también de la Iglesia. Su discurso se centró en cómo los carmelitas jóvenes han de vivir los desafíos de nuestro tiempo. El nombre del Carmelo está altamente asociado a una profunda vida espiritual. “Los santos carmelitas nos muestran cómo el Carmelo es escuela de oración. Nuestra comunidad debe ser para nosotros una escuela que nos enseñe cómo vivir con Dios, cómo compartir este don con aquellos a quienes servimos. El estilo de vida Carmelita debe ser contemplativo”.

Todos los participantes agradecieron la fraterna hospitalidad de los Carmelitas de la Provincia de Indonesia. El curso de formación fue una mezcla de estudio, oración, grupos de diálogo, recreación y compartir en fraternidad. Gracias al equipo preparador, que creó mucho espacio y tiempo para la oración y la reflexión, y que hizo posible que los participantes se conociesen entre sí. Durante una oración guiada por el P. Wayne, los participantes tuvieron también la experiencia de lavarse los pies unos a otros como signo de piedad y humildad. Hubo también veladas culturales y otras actividades, en las que los participantes compartieron su riqueza cultural, disfrutando incluso de una visita al zoológico Batu Secret, y a varios museos en Malang.

La reunión concluyó con la Eucaristía presidida por el P. Benny Phang, O.Carm., en la cual participaron las Hermanas Carmelitas, los novicios carmelitas y los pre-novicios. Todos los participantes estuvieron muy contentos y satisfechos de la reunión, y agradecieron a la Comisión para la Formación y a la Provincia de Indonesia su organización. El duro trabajo del equipo preparador hizo posible que esta reunión diese óptimos frutos. También expresaron su profunda gratitud a los facilitadores y a las Hermanas de la Misericordia. Los participantes regresaron a casa con la esperanza de que su vida y su ministerio serán profundamente guiados por este curso ¡Y esperan con ganas el próximo encuentro!

shieldOCarm

Como Carmelitas, Vivimos nuestra vida en obsequio de Jesucristo y servirle fielmente con corazón puro y buena conciencia a través de un comprometiéndose en la búsqueda del rostro del Dios vivo (dimensión contemplativa de la vida), en la oración, en la fraternidad y en el servicio (diakonía) en medio del pueblo. Estos tres elementos fundamentales del carisma no son valores aislados o inconexos, sino que  están estrechamente ligados entre sí. 

Todo esto lo vivimos bajo la protección, la inspiración y la guía de María, la Virgen del Carmen, a la que honramos como “nuestra Madre y hermana”.