Skip to Content

Frailes - Introducción

friars4.JPG
councilors.jpg

La Orden de los Carmelitas, reconocida por la Iglesia entre los Institutos clericales, está compuesta por religiosos que, profesando los tres votos de obediencia, pobreza y castidad, tienen un fin común: vivir la vida consagrada según el espíritu del Carmelo.
La Orden está estructurada en Provincias, Comisariados generales y conventos sometidos a la inmediata jurisdicción del Prior general. (Constituciones O.Carm. n.174,177)
En cada entidad existen casas de formación, según las etapas del camino del formando. 
El prenoviciado: Generalmente dura de seis meses a un año.
El noviciado: Normalmente dura un año, al término del cuál se emite la profesión religiosa.
El estudiantado: Es el período en el cuál el candidato intensifica y profundiza su experiencia del seguimiento de Cristo en la Orden y en la Iglesia. Comprende los estudios filosófico-teológicos y la especialización en las varias ciencias, la formación a los diversos ministerios eclesiales y específicos de la Orden y la preparación de los que son presentados como candidatos al sacerdocio.
Los principios, las indicaciones y los programas sobre la formación inicial y permanente están especificados en una Ratio Institutionis Vitae Carmelitanae (Formación al Carmelo: Un Itinerario de Transformación), editada por la Curia Generalicia de los Carmelitas, Roma, 2000.

AdjuntoTamaño
ratio_esp.htm693.24 KB
Como Carmelitas, Vivimos nuestra vida en obsequio de Jesucristo y servirle fielmente con corazón puro y buena conciencia a través de un comprometiéndose en la búsqueda del rostro del Dios vivo (dimensión contemplativa de la vida), en la oración, en la fraternidad y en el servicio (diakonía) en medio del pueblo. Estos tres elementos fundamentales del carisma no son valores aislados o inconexos, sino que  están estrechamente ligados entre sí. 

Todo esto lo vivimos bajo la protección, la inspiración y la guía de María, la Virgen del Carmen, a la que honramos como “nuestra Madre y hermana”.



ocarmpage | by Dr. Radut