Skip to Content

Fray Antonio Misas Hidalgo (1926-2014)

Antonio Misas.JPG

Fray Antonio Misas Hidalgo, carmelita de la Provincia Bética, nació en Dos Torres (Córdoba) en 1926 en una familia muy carmelita que ha dado cuatro hijos a la Orden. Tanto María Jesús, la mayor (ya fallecida), como Inmaculada, actualmente en la comunidad de Fuente de Cantos (Badajoz), entraron en la Congregación de las Hermanas de la Virgen María del Monte Carmelo, conocidas popularmente como "Carmelitas de Orihuela". Su hermano Jesús (el Padre Misas) fue sacerdote carmelita y desarrolló una gran labor social y religiosa en el barrio de Petare en Caracas, donde todavía hoy se le recuerda con mucho cariño y en donde tiene dedicada una calle. Murió atropellado por una moto en 1977.

Fray Antonio hizo su profesión simple en 1945 (tras hacer su noviciado en Jerez) y la solemne en 1949 en Roma. Tras pasar casi cuatro años en Aylesford (Inglaterra), colaborando en la reconstrucción de este importante convento carmelita, fue destinado a Roma, al Colegio Internacional de San Alberto, donde lleva más de 60 años. Ha conocido a todos los grandes carmelitas de los últimos tiempos (especialmente al P. Xiberta, a quien recuerda con mucho afecto) y ha destacado por su espíritu de servicio y su simpatía, así como por sus famosos rosarios que elabora mientras atiende la portería y con los que ayuda a las misiones carmelitas. En varias ocasiones ha tenido el honor de que el Papa en persona orase con uno de sus rosarios.

Como Carmelitas, Vivimos nuestra vida en obsequio de Jesucristo y servirle fielmente con corazón puro y buena conciencia a través de un comprometiéndose en la búsqueda del rostro del Dios vivo (dimensión contemplativa de la vida), en la oración, en la fraternidad y en el servicio (diakonía) en medio del pueblo. Estos tres elementos fundamentales del carisma no son valores aislados o inconexos, sino que  están estrechamente ligados entre sí. 

Todo esto lo vivimos bajo la protección, la inspiración y la guía de María, la Virgen del Carmen, a la que honramos como “nuestra Madre y hermana”.



ocarmpage | by Dr. Radut