Skip to Content

Calendario

Lunes 25 julio 2016

 “¿Pueden beber el cáliz que yo beberé?” (Mt 20,22)

No los llama amigos antes que hayan bebido del cáliz, sino que antes han bebido del cáliz, y después, se convierten en amigos. 

(Renovación de la Iglesia)

Domingo 24 julio 2016

“El canceló el acta de condenación que nos era contraria, con todas sus cláusulas, y la hizo desaparecer clavándola en la cruz” (Col 2,14)

El cuarto canal que emana del Verbo es el amor che nos demostró en la cruz.

(Revelaciones e Inteligencias)

Sábado 23 julio 2016

“y ya no vivo yo, sino que Cristo vive en mí.”(Gal 2,20)

En el cielo no hay nunca noche y van siguiendo al Cordero; también nosotros debemos siempre seguir al Cordero, Cristo crucificado, mediante la imitación de su pasión. Deberíamos hacer en modo tal, que nunca sea noche sino siempre luz.

(Revelaciones e Inteligencias)

Viernes 22 julio 2016

“Jesús le dijo: «No me retengas…” (Jn 20,17)

En las palabras que Jesús dice a Santa María Magdalena no queriendo que lo tocara – pero él le tocó la cabeza con la mano – concibe que él no quiere que toquemos su divinidad, es decir, que nosotros pretendamos penetrar con nuestro intelecto su divinidad, sino que quiere ser Él en dar la inteligencia de su divinidad a quien le parece y desea y cómo y cuándo le parece a Él, porque esto supera nuestra capacidad y es sólo su Don.

Jueves 21 julio 2016

“Porque mi pueblo ha cometido dos maldades: me abandonaron a mí, la fuente de agua viva, para cavarse cisternas, cisternas agrietadas, que no retienen el agua” (Jer 2,13)

No te conocen y no te quieren conocer, pero al final te conocerán de todas maneras… Oh Verbo nos has mostrado tus llagas, tus manos, tu costado para que no seamos más incrédulos sino fieles… Oh ingratitud de la creatura más allá de cada creencia.

Miércoles 20 julio 2016

Solemnidad de Elías profeta

“¡Levántate, come, porque todavía te queda mucho por caminar!” (1Re 19,7)

Quien quiere acortar la vía y tiene gran deseo de llegar rápido al final del propio camino, no ve la fatiga, si se puya, o se ensucia de fango, con tal de alcanzar rápido allá donde desea. Así en la vida religiosa, aunque si la vía que conduce al paraíso es estrecha, no de menos, a quien desea tanto llegar rápido, cada fatiga parece pequeña y cada peso ligero.

Syndicate content


by Dr. Radut