Skip to Content

El Curso Internacional de las Monjas O.Carm. en Sassone, Roma

No: 
13/2017
The Carmelite nuns at the International on-going formation

17 de Mayo

Se ha abierto en un clima fraterno y eclesial el Curso Internacional de las Monjas O.Carm. en Sassone, Roma, con la presentación de las comunidades participantes, la presentación del rito de la bendición del icono de santa María Magdalena de Pazzi, realizado para la ocasión por la Hermana Simona Nicita  (San Giovanni, La Punta, Italia)y entregada a la Iglesia como invitación al servicio del Misterio del amor de Dios por la humanidad. Llevado en procesión hasta el pie del altar de la iglesia, cantando el Veni Creator, así se terminó la mañana con la celebración de la Eucaristía.The Carmelite nun

Por la tarde el P. Giovanni Grosso ha presentado un discurso sobre el influjo de S.M. Magdalena, en el mundo y como inspiración en los monasterio italianos. Invitó a recoger el mensaje esencial de la santa como provocación para nosotros hoy, releyendo la vida espiritual de Magdalena que se ha hecho experiencia de renovación para la Iglesia, construyendo la unidad cuyo centro es Cristo crucificado y resucitado.

Huéspedes del día: la eremita Paola Moschetti y P. Luca di Girolano, OSM, estudiosos de la Santa, la Federal de las Filipinas con tres monjas de Burgos camino de Alemania.

18 de Mayo

En la jornada del jueves que se ha iniciado con la plegaria de Laudes y la celebración de la Eucaristía, el Padre Leopold Glueckert, nos ha conducido al origen de nuestra historia, a la primeras piedras vivas que fueron nuestros eremitas, y después recFr.Leopold is presenting a talkorrer la etapa europea, aquella de la cual nacen las primeras monjas carmelitas, llegando  a Florencia, ciudad renacentista donde  Magdalena inició  su "sabida al Monte Carmelo" entrando en el monasterio de Santa María de los Ángeles, comunidad que conocía ya la reforma y ésto facilitó su camino espiritual.

Padre Leopold  ha ilustrado los  momentos más significativos de la vida de nuestra Santa, ayudándonos a descubrir el valor de sus enseñanzas y revalorizar su personalidad y espiritualidad.

Se han unido a nosotros hoy como huéspedes, fray Carlo, en visita desde Rumanía, Gemma, una hermana que se ha unido a la Tercera Orden el sábado pasado, Emanuela y Elisabetta, empleadas en la Curia. La segunda parte de la sesión de la tarde, terminó con la plegaria de Vísperas, hecha en fraternidad orante, en diversas culturas y reunida en la unidad de la fe por el único Espíritu. El mismo que ha suscitado el Carmelo y que nos hace ser la única Iglesia en camino.

19 de Mayo

La jornada del viernes, después de la plegaria de Laudes, se inició con la conferencia del P. Gianfranco Tuveri, nos ofreció un mirada conjunta sobre la realidad histórica, política, social y eclesial de la Iglesia del tiempo de santa María Magdalena. La relación biográfica-espiritual del P.Tuveri, nos ha hecho comprender  mejor y de familiarizarnos con el lenguaje con el que Magdalena ha contribuido a beneficiar su comunidad, al Carmelo y a la Iglesia. También la relación presentada por el P. Mario Alfarano sobre las figuras femeninas determinantes para la vida espiritual de S. M. Magdalena y para la misión en la Iglesia de su tiempo, ha ofrecido una comprensión mayor de los diversos legados humanos y providenciales que ayudaron a Magdalena a colaborar en el proyecto de Dios.

Al final de la jornada de estudio hemos dado la bienvenida a los miembros de la Comisión general de formación, celebramos la santa Misa, presidida por el Consejero general y concelebrada por los padres de la comisión.  Ocasión por tanto de hacer “fraternidad alargada” y de compartir los programas de formación general.

Por la tarde   han venido dos hermanas del Monasterio de Cerreto (Italia) para unirse al encuentro y a la riqueza que todo esto está  aportando  en todas nuestras comunidades de todo el mundo.

20 de Mayo

El sábado por la mañana,  las laudes y la santa Misa han abierto la jornada que ha estado dedicada a profundizar en el paralelismo entre la encarnación y la redención, para mostrar cómo Dios es comunicativo por la acogida y el derroche de  efusión de su amor al hombre, el cual solo así es capaz de volver a Dios, dejándose atraer por el mismo Fr Micealmovimiento de la Santísima Trinidad, donde el vaciamiento de si hace un espacio para la infusión (el Verbo se hace carne) y la efusión que  lleva a la comunicación (el Ángel degollado)
El P. Miceal O´Neil y el P. Charlo Camilleri nos han equipado de algunas llaves de lectura para un enfoque de la doctrina y de los textos magdalenienses que  se convierten en escucha, se actualizan y se revelan.  Aprender a enfocar las palabras de Magdalena y consiguientemente hacer una enseñanza práctica que introduce como una puerta que deja entrar para salir,  y  encontrar y llegar a ser así “familia” del Verbo de Dios. Los textos elegidos de los Padres, han sido materia de reflexión personal y de trabajo de grupo, que continuará en nuestra comunidad porque puede ser, al compartirlo,  un tesoro y que llega  a tal sólo si  se lo comunicamos a los hermanos.

22 de Mayo

En la jornada del lunes, día 22, los huéspedes que se han unido a nosotros para la conferencia y para compartir en fraternidad, han sido el P. Christian Koerner, vice prior general, el P. Michael Farrugia procurador general y el P. Conrad Mutizamhepo consejero general para Africa y responsable de la comisión de justicia y paz.

Después de la plegaria de la mañana y la santa Misa, el P. Charlo Camilleri (Malta) nos ha invitado a entrar en la visión magdaleniana del hombre como “trinidad creada”; nos proporcionó algunos textos sobre los que hemos discutido y compartido en grupo. En la tarde fray Egidio Palumbo (Pozzo di Gotto) ha hablado sobre la belleza y pureza de Dios y de  María como verdadero icono de la belleza divina. Luego nos propuso trabajo en grupo para profundizar en los escritos con la confrontación y la reelaboración personal. También la jornada  ha sido útil para facilitar la palabra de Magdalena haciéndola sentir como maestra y hermana que camina hoy con nosotros.

23 de Mayo

La jornada del martes 23 se inicia con el encuentro  en la capilla para celebrar la santa Misa y la oración de las Laudes. Sigue la sesión de la mañana, que nos invita a acoger el deseo de Magdalena para colaborar personalmente y comunitariamente en la obra de Dios a través del Verbo y del Espíritu Santo, para renovar  la Iglesia de todo tiempo, para encarnar un proyecto de vida auténtica y abierta, fraterna y pobre en lo superfluo, pero rica en lo esencial. Así Fray Egidio Palumbo ha presentado los escritos de nuestra santa como exhortación actual para hacer nuestro este deseo que es según el corazón de Cristo, esposo de la Iglesia. Sigue un intercambio de prospectivas humanas y espirituales en los grupos de los que emergen preguntas y reflexiones, presentadas y compartidas después con el grupo general.

Por la tarde otros huéspedes nos han visitado, entre ellos, P. Carlo Ciconetti,  P. Carl Markelz, Ecónomo General y  P. Raul Maraví consejero general para América. En la segunda sesión del día la hermana Mihaela Catana,  de la comunidad de Carpineto Romano (Italia)  ha presentado la imagen de la vida fraterna y la  vida según  la Regla, como camino  de amor que tiene unidas a Marta y María,  y  unidas a Dios para llegar  a los hermanos. 

El trabajo del grupo se ha desarrollado sucesivamente volviendo a los textos de Magdalena, que  ha permitido una revisión del estilo de vida personal y comunitario. Para contribuir  también nosotros, como Magdalena, a la renovación de la Iglesia partiendo de nuestra pequeña realidad cotidiana, viviéndola con amor, en el amor y por el amor.

24 de Mayo

La oración de las Laudes y la santa Misa han abierto la jornada del miércoles 24, que nos invita  a reflexionar y reconsiderar la importancia y el valor  de la formación inicial y permanente en el Carmelo y en cada comunidad. No solo  se trata  una inversión para una continuidad futura, sino también como compromiso, ejercicio y docilidad para acoger una nueva vida que se presenta como  brote a cultivar.

Magdalena fue una formadora humilde y prudente, capaz de dejar hacer a Dios su obra, de  llevar a la luz la belleza  escondida en el alma, saber  ponerse a la escucha  a sus formandas,  como madre amiga y hermana. Mediar el papel de la divina gracia es un arte que hunde sus raíces en la oración personal, en la escucha de la Palabra, en el vivir la fraternidad y la pureza de corazón. Magdalena invita a discernir siempre cual es la verdadera motivación interior que mueve al alma, ella misma no hace nada si antes no lo ha hecho en su interior.  

Así de los textos, que esta mañana el P. Mario Alfarano ha puesto a nuestra disposición, vimos cómo en Magdalena, es  siempre  sólo el amor interior por  Dios,  para   encender y actuar  en sí misma  y  en el prójimo.  El trabajo desarrollado en grupo, ha subrayado el valor y la calidad del tiempo que dedicamos a la formación de cualquiera que se acerca al Carmelo y del que porta el carisma. Por la tarde se ha unido nuestro P. Prior General, Fernando Millán, que se quedará hasta el final del Encuentro. Como huésped del día hemos tenido al P. Bruno Secondin, que regresará en la mañana del viernes para presentar su conferencia.

25 de Mayo

A las 6:30 del jueves, día 25, emprendimos viaje de Sassone a Florencia. El Padre General, Fernando Millán, P. M. Alfarano, P. Mario, P. Matías y Fray Mario han acompañado a las monjas en la peregrinación al monasterio de Careggi (Florencia, Italia), al que hemos subido a pie, imagen de la subida al Monte Carmelo. Allí nuestras monjas y algunos laicos nos esperaban  para la santa Misa, presidida por nuestro P. General y concelebrada por los Padres mencionados y por el P. Gianfranco Tuveri, y a su lado un diácono de la diócesis. Después de un encuentro con la comunidad y un momento de oración personal al lado de los restos de Magdalena, que son custodiados detrás del altar, hemos visitados a los Padres de la iglesia del Carmen, donde Magdalena comenzaba a dar los primeros pasos sobre el camino del Señor. Es aquí donde nuestro P. Agostino Bartolini, dio  vida  al movimiento  “La Familia”, llamando a algunos laicos a vivir nuestra Regla al lado de la comunidad de los hermanos. Hemos podido conocer esta familia y escuchar sus testimonios de vida. En la tarde, como última etapa, una breve visita al protomonasterio de la zona de San Frediano. Aquí entró nuestra Santa y nosotros hemos podido visitar su celda, la parte del coro donde recibía la comunión, y el lavadero. Volviendo  a Sassone por la tarde, hemos encontrado al P. Agustín que nos ha acogido con espíritu fraterno y familiar.

26 de Mayo

La jornada conclusiva, del viernes 26, ha abierto la mañana, después de la celebración de la santa Misa, con la charla del P. Bruno Secondín, sobre la inspiración que a nosotros los carmelitas de hoy puede suscitar la espiritualidad vivida de  Magdalena, para encarnar el protagonismo del evangelio en nuestro tiempo, en nuestra cultura y en nuestra existencia, haciéndolo siempre actual, personalizándolo e  imitándolo  con estilo sencillo, transparente y acogedor. Después  de la intervención del P. Secondín, algunas reflexiones  han sido compartidas entre las monjas. Por la tarde el   Padre General, Fernando Romeral Millán   ha expuesto de manera detallada y sintética el intenso trabajo desarrollado por la Orden y los temas tratados en los últimos tres años. Así mismo el P. Mario Alfarano, delegado general de las monjas, al término de la relación, nos invitó a  compartir y  exponer  aclaraciones o preguntas en la reunión..

El encuentro  ha terminado con la celebración de la Eucaristía presidida por el Prior General y concelebrada por el P. Marío y P. Matías, con la presencia también de Fray Adrián, estudiante profeso en el convento de san Martino (Roma). Al término de la misa hemos compartido un momento de fraternidad con  cantos, fotos (que compartimos  con vosotros en el sito web), agradecimientos  e intercambio de saludos. Auguramos que esta experiencia intercultural e internacional con santa María Magdalena en el corazón de la espiritualidad carmelitana, puede llevar frutos de paz y gozo en nuestro corazón y en nuestra  comunidad con la que compartiremos el don recibido que se convertirá en pan de vida para muchos hermanos. El espíritu que animó a nuestra Santa vive todavía hoy,  lo aceptamos   con pureza de corazón, a fin de que  esta chispa de nuestro carisma, don del Espíritu Santo, pueda hacer en nosotros   lo que en la Virgen María hizo por gracia y  por naturaleza.

 

Share this


espost | by Dr. Radut