Quinto día del Capítulo General - 07 de septiembre 2013

Sept7 (18).JPG

En este día, siguiendo la indicación del Papa, los capitulares decidieron realizar algunos gestos concretos de ayuno y oración a favor de la paz.

En la primera sesión del día, los capitulares trataron el tema El Carmelo en misión: "ventanas de esperanza". A lo largo de la mañana diversos miembros de la Orden ofrecieron cuatro presentaciones, una por cada área geográfica.

El P. Boniface Kimondolo (Kenya) presentó la realidad de África exponiendo losaspectos en los que los carmelitas podemos prestar una contribución sobre la esperanza. Desarrolló estos puntos: la simplicidad de vida, la pobreza, la comunión y la paz, principalmente en lo que se refiere a las luchas tribales.

El P. Enrique Laguna (Perú) presentó la realidad del continente Americano, en aquellos lugares donde trabajan los carmelitas. En su exposición usó la imagen evangélica de la casa de Betania para indicar lo que el Carmelo está llamado a ser en aquellas tierras: un lugar de acogida, de sencillez y de oración.

El P. Christian Buonafe (Filipinas) ofreció una gran panorámica del continente asiático mostrando la gran extensión y complejidad del mismo. Consideró algunos valores característicos de la presencia carmelitana en aquellos lugares: el silencio, la pobreza y la sencillez.

El P. Francisco Daza (España) expuso de manera clara la realidad europea de  los lugares en los que los carmelitas estamos presentes. En la Europa de hoy el Carmelo está llamado ante todo a entrar en diálogo con una sociedad secularizada y a aprovechar cualquier oportunidad para decir al hombre de nuestro tiempo una palabra de fraternidad y de comunión.

Por la tarde, los capitulares se reunieron por grupos regionales, según su procedencia. Acabada la reunión de los grupos se reunieron en asamblea para hablar sobre los tremas tratados, en diálogoabierto con los conferenciantes, para tratar los principales puntos aparecidos en los grupos y en las exposiciones.
Con este debate se concluyó esta jornada de trabajo. El día siguiente será día de descanso. Los trabajos capitulares se reiniciarán el próximo lunes.

Al atardecer, los participantes se reunieron en la capilla para adoración al Santísimo y la oración silenciosa para orar por la paz siguiendo el pedido de Papa Francisco. El domingo, 8 de setiembre, fue un día de descanso. El trabajo del Capítulo comenzará nuevamente el lunes.