Pasar al contenido principal

La Regla Carmelita a La Luz se la Eclesiología del Concilio Vaticano II

La sencilla carta escrita por el Patriarca Alberto de Jerusalén a los eremitas del Monte Carmelo, conteniendo la «formula di vita» que después sería aprobada definitivamente como Regla de una Orden Mendicante por el papa

Leer más

---------*******---------*******---------

shieldOCarm

Como Carmelitas, Vivimos nuestra vida en obsequio de Jesucristo y servirle fielmente con corazón puro y buena conciencia a través de un comprometiéndose en la búsqueda del rostro del Dios vivo (dimensión contemplativa de la vida), en la oración, en la fraternidad y en el servicio (diakonía) en medio del pueblo. Estos tres elementos fundamentales del carisma no son valores aislados o inconexos, sino que  están estrechamente ligados entre sí. 

Todo esto lo vivimos bajo la protección, la inspiración y la guía de María, la Virgen del Carmen, a la que honramos como “nuestra Madre y hermana”.