Skip to Content

IV Centenario de la Fundación del Monasterio de Zaragoza - España 1615-2015

Zaragora 2015 (11) (Small).JPG

P. Rafael Mª. López Melús, O.Carm.

Alo largo de los dos últimos años, nuestras monjas carmelitas de Zaragoza han vivido su año jubilar con motivo del IV centenario de su fundación. El 8 de julio de 1615, desde el convento carmelita de la Encarnación de Valencia, llegaban a la ciudad de Zaragoza las cuatro fundadoras. La fundadora material fue Doña Ana Carrillo († 1631), que después abrazó la vida carmelita.

Vino como Priora una mujer adornada de muchas virtudes: la Venerable Madre Serafina Bonastre Sistero († 1649), cuya biografía, escrita a raíz de su muerte, recoge las muchas virtudes y gracias que vivió a lo largo de su vida. A pesar de las muchas dificultades que les tocó vivir, un buen número de monjas carmelitas, a veces hasta más de medio centenar, han permanecido en este Convento, dedicado a la Encarnación del Señor, entregadas a la oración y al trabajo, viviendo la rica espiritualidad del Carmelo.

Durante estos dos años, han sido muchos y muy interesantes los actos organizados para dar gracias al Señor y a Nuestra Madre del Carmen por las muchas bendiciones que han recibido a lo largo de estos cuatrocientos años. En la fachada del Monasterio, ubicado en una de las calles más conocidas y transitadas de la ciudad, un gran cartel anunciaba el acontecimiento. Tres han sido los días más importantes, celebrados con actos más solemnes:

El 11 de julio de 2014 tuvo lugar la solemne apertura del Año Jubilar. La celebración fue presidida por el Arzobispo de Zaragoza, D. Manuel Ureña, quien pronunció un emotivo y cercano panegírico. Le acompañaban bastantes religiosos carmelitas, sacerdotes diocesanos, religiosas y muchos cristianos amigos de la comunidad. Al pie del altar se puso una gran piedra que había servido de entrada al antiguo Convento y en su interior se colocó un pergamino con los nombres de todas las religiosas que han vivido en este Monasterio desde su fundación.

El 12 de julio de 2015, se celebró una solemne Eucaristía presidida por el nuevo Arzobispo, D. Vicente Jiménez Zamora. Concelebraron con él el P. Luis Gallardo, provincial de Aragón, Castilla y Valencia, bastantes religiosos carmelitas y sacerdotes diocesanos. Hubo una gran asistencia de fieles.

El día 14 fue el día reservado para la Familia Carmelita. Acudieron hermanas de los dos Carmelos de Huesca y del de Valencia y mucho público. Presidió nuestro Prior General, Fernando Millán Romeral, venido de Roma para este gran acontecimiento. Como siempre, se mostró muy cercano. Conocía bien la historia de este Monasterio, al que dijo estar muy agradecida la Orden por su generosidad y su perseverancia. Al final de la Eucaristía se obsequió a los asistentes con el libro IV centenario del Carmelo contemplativo de Zaragoza 1615-2015.

En este sencillo libro (que quedará como grato recuerdo de estos cuatrocientos años), tras los diferentes saludos (del Prior General, de la priora, Madre Elena María Samper, etc), se presenta la vida de la M. Serafina, la fundadora (“quince Pinceladas de su preciosa vida”) y los avatares de la fundación del convento. Asimismo, se presentan las vidas de las monjas ejemplares más celebres de estos 400 años y las situaciones más difíciles sufridas por la comunidad. Igualmente se presenta en fotografías algunas de las obras de arte más importantes que se han generado en este monasterio de la Encarnación, al que el autor denomina “una escuela de vida mariana.”

Como Carmelitas, Vivimos nuestra vida en obsequio de Jesucristo y servirle fielmente con corazón puro y buena conciencia a través de un comprometiéndose en la búsqueda del rostro del Dios vivo (dimensión contemplativa de la vida), en la oración, en la fraternidad y en el servicio (diakonía) en medio del pueblo. Estos tres elementos fundamentales del carisma no son valores aislados o inconexos, sino que  están estrechamente ligados entre sí. 

Todo esto lo vivimos bajo la protección, la inspiración y la guía de María, la Virgen del Carmen, a la que honramos como “nuestra Madre y hermana”.



ocarmpage | by Dr. Radut