Print this page
Jueves, 29 Julio 2021 12:51

JUCAR América quiere repetir el éxito del 4 de julio

Como se informó anteriormente en CITOC (36/2021), los jóvenes de las Américas no dejaron que las restricciones de la Covid-19 les impidieran reunirse y "escuchar la voz de Jesucristo", y ¡sin tener que salir de sus casas!

El 4 de julio, aproximadamente 600 personas, de las cuales 400 jóvenes de Brasil, Venezuela, Bolivia, Perú, El Salvador, México, Argentina, Chile, Estados Unidos de América, República Dominicana, Puerto Rico, Italia y España se conectaron a través de Internet para celebrar “La Juventud de Jesús ".

El prior general, P. Míċéal O'Neill, habló con el grupo sobre el carisma carmelita que les ayuda en su camino espiritual a convertirse en jóvenes que crecen en la oración, la contemplación y la compasión, inspirándoles a trabajar en la construcción de un mundo más justo.

Para el P. Luis Maza, Consejero General de las Américas, la jornada fue "emocionante, llena de júbilo y con un ambiente de gran familia. También hubo un profundo sentimiento de esperanza".

De Argentina participaron 22 miembros, que acabaron la jornada con un claro sentido de la necesidad de impulsar el desarrollo de la Juventud Carmelita en su país. Los organizadores desde Venezuela, con 55 participantes, expresaron su satisfacción por la vitalidad de los encuentros. "Me alegró mucho ver el entusiasmo de los jóvenes, el ambiente fraterno. Fue interesante la oportunidad de mostrar los rostros de JUCAR América.

Los acontecimientos de la jornada conmovieron a muchos jóvenes. Para Nair Cinthia Ortega Daza de Tarija, Bolivia, fue su primera experiencia con JUCAR América. Dijo que se sintió motivada al descubrir que muchos jóvenes viven el carisma carmelita, creciendo en la oración, la contemplación y la compasión. “El objetivo es mejorar nuestra vida espiritual con la guía de Nuestra Señora del Monte Carmelo para seguir el camino de Jesús”, dijo Nair.

Para Charly Aguilar de Ilobasco, El Salvador, el día fue una oportunidad para experimentar la emoción de estar con jóvenes de todas las Américas. “Dados los tiempos difíciles que estamos viviendo debido a la pandemia de la Covid-19, Dios nos permitió ser parte de este gran evento. Para mí fue una experiencia de aprendizaje maravillosa al compartir sobre el tema de la juventud de Jesús”.

Para Eduar González fue una experiencia verdaderamente espiritual. "El amor y la gracia de la Santísima Trinidad estuvo presente en cada minuto de la entrega de amor vivida a través de JUCAR. Fue Dios, joven y vivo, el que inundó mi vida, al poder ver a tantos hermanos en el Carmelo dando la misma respuesta que dio la Madre María cuando dijo "Sí" a Dios."

“Ha sido fascinante conocer a otros jóvenes carmelitas. Fue como un pequeño Pentecostés, porque somos de diferentes países, hablamos diferentes idiomas y vivimos en diferentes culturas. Sin embargo, oramos, reímos, cantamos y aprendimos juntos como uno solo”, dijo César Díaz de José Galvez, de Perú. “Sentí ese “calor acogedor” de la Familia Carmelita. Mi sentimiento aumentó cuando nuestro prior dijo sobre JUCAR que 'están aquí porque en el Carmelo han encontrado su hogar espiritual'. ¡Todo el encuentro ha sido fascinante!”

YoungJucar 450“Ver cada rostro y escuchar a las personas a miles de kilómetros de distancia que comparten el mismo objetivo… estábamos emocionados de estar allí, con nuestros corazones encendidos y jubilosos, compartiendo opiniones y sentimientos sobre el Carmelo, sintiendo el abrazo de los hermanos desde la distancia. Ver sus grandes sonrisas lo decía todo”, escribió Alessandra Judith Mireles Atilano, de Torréon, México. “Fue una experiencia muy hermosa, compartir mis sentimientos y escuchar a los demás. La experiencia me enseñó que mi JOCARM (Jóvenes Carmelitas de México) no está sola, que tenemos hermanos y hermanas en muchos otros lugares. Sobre todo, estamos en un proyecto común. Ver florecer el Carmelo en cada persona fue una experiencia que me gustaría repetir muchas veces más”.

En un encuentro de seguimiento de los directores de JUCAR América el 23 de julio, la evaluación del 4 de julio fue muy positiva. Hubo un alto nivel de participación de los jóvenes. El tema del día, “La juventud de Jesús”, pareció interesante y cautivador para los jóvenes.

Los próximos meses serán muy intensos ya que se están planificando nuevos encuentros. JUCAR participará en el encuentro FOCAM (Formación de Carmelitas en las Américas) el 28 de agosto. Del 2 al 4 de septiembre, los Carmelitas en Venezuela serán los anfitriones de un Encuentro de Jóvenes Carmelitas, que está destinado a jóvenes laicos. El 14 de noviembre se llevará a cabo una reunión de JUCAR en el continente americano. Los detalles están por definir, pero se elegirán tres jóvenes de cada país para trabajar en la organización del evento.

Los coordinadores de formación de JUCAR América, reflexionando sobre el futuro, ven la posibilidad de que los jóvenes se conviertan en verdaderos protagonistas en sus comunidades. "Habrá una participación mucho más activa, así como mayor energía y compromiso para transformar nuestra América en un hogar de fraternidad, oración y contemplación. No sólo en el ámbito religioso, sino también en el social, cultural y político. Otros ven en este movimiento juvenil la consolidación de los lazos entre los distintos grupos de cada país. "¡Sería hermoso celebrar el Carmelo juntos de esta manera! Podríamos intercambiar culturas, idiomas y mucho más".

"Sin duda, el movimiento es del Espíritu Santo. En cinco años veo un movimiento consolidado en toda América. Los jóvenes hablan con voces proféticas. Tal vez en el futuro haya matrimonios o vocaciones sacerdotales y religiosas que surjan de este movimiento." Es una obra del Espíritu.