Print this page
Viernes, 20 Agosto 2021 08:15

Encuentro de superioras mayores de América Latina

El pasado 19 de julio del 2021, tuvo lugar un encuentro con las superioras de las congregaciones religiosas presentes en América Latina y el Caribe, con el tema: “Algo Nuevo está naciendo”, convocado por Luis Maza, Consejero General de las Américas.

En el encuentro participaron el Prior General, Míċéal O’Neill, la hna. Marlene Frinhani, Carmelita de la Divina Providencia, las superioras de Brasil, Perú, Puerto Rico, República Dominicana, Trinidad y Venezuela, que representaban las congregaciones femeninas: Corpus Christi, Divina Providencia, Carmelitas del Sagrado Corazón de Jesús, Hermanas Carmelitas de la Virgen María del Monte Carmelo, Hermanas misioneras Carmelitas de Jesús, Istituto di Nostra Signora del Carmelo, Hermanas Carmelitas misioneras de Santa Teresa del Niño Jesús, Hermanas Carmelitas de Madre Candelaria. También se unieron los miembros de la Secretaría de la Familia Carmelita para las Américas.

El prior general, Míċéal O'Neill, introdujo nuestro encuentro puntualizando las novedades de cambio dentro de la Iglesia: una Iglesia que pide perdón por no haber escuchado y también citando al papa Francisco, contemplativos con compasión. Otra novedad que resaltó el Prior general es el reto de ser creyentes que escuchan la Palabra de Dios y reflexionan sobre el impacto que la COVID-19 ha provocado en el mundo, “gente que no puede hacer nada sin Dios y sin el hermano y la hermana”. Culminó su reflexión con una pregunta: ¿Y, entonces qué podemos hacer?

Posteriormente, hubo un momento para compartir lo que el Espíritu había motivado a través de las palabras del Prior General, resonado la motivación de abrir nuestros ojos, oídos y corazón a esto nuevo que está naciendo.

Por otra parte, se expresó la necesidad de continuar caminando juntos como Familia Carmelita sin distanciarnos y con la esperanza que nace delante las realidades difíciles.

Seguidamente, la hna. Marlene Frinhani nos presentó su reflexión “Señales de un nuevo tiempo”, utilizando dos metáforas. En la primera se refirió a unas manos envejecidas que entregan una planta y unas manos nuevas que la reciben, lo cual refleja la experiencia que camina en lo nuevo. La segunda metáfora es el humo que señala que hay fuego en un lugar.

Además, Marlene señaló que, a veces, demoramos para percibir las señales reveladoras de los cambios que están surgiendo, y nos invitó a reconocer algunas señales que están surgiendo en nuestras realidades.

Marlene nos expresó también que la oscuridad, cuando estamos distantes de Dios, nos impide ver la luz. Nos invitó a estar en la escucha, observando y percibiendo la presencia de Dios en medio de nosotros, en el desequilibrio económico, en el avance tecnológico, en la desigualdad de las condiciones humanas y en el poder letal de la pandemia y de sus variantes.

¿Cómo la Familia Carmelita se sitúa frente a estas señales de alerta? ¿Qué debemos hacer? Estamos todos invitados a caminar con el pueblo entre sus angustias y esperanzas, abiertos a la búsqueda de la verdad y a practicar la fraternidad universal, tal como nos recomienda el papa Francisco en los documentos Fratelli Tutti y Patris Cordi.

El encuentro finalizó con una invitación a participar en el próximo encuentro de FOCAM, en el mes de agosto y con la presentación del Proyecto JUCAR-AMÉRICA, con la esperanza de volver a reunirse para compartir experiencias como familia carmelita.

Related items