carmelitecuria logo es

  • image
  • image
  • image
  • image
  • image
  • image
  • image
  • image
  • image
  • image
  • image
  • image
  • image
  • image
  • image
  • image
  • image
  • image
  • image
Viernes, 26 Noviembre 2021 07:50

Celebrando En Familia - Primer Domingo de Adviento

¡Alzad la cabeza! Se acerca vuestra liberación

Comienza el gran viaje del Adviento. Las lecturas del Adviento son un rico tapiz de imágenes centradas en la verdad de que Dios ha venido entre nosotros. No pretendemos esperar que Jesús nazca en un establo. Eso ocurrió una vez, hace mucho tiempo, y no volverá a ocurrir. Recordamos ese nacimiento como recordamos nuestros propios cumpleaños.

El Dios que vino entre nosotros sigue estando entre nosotros. La invitación del Adviento es a tomar conciencia de la presencia omnipresente de Jesús resucitado como Emmanuel, Dios entre nosotros.

En la primera lectura de este domingo, Jeremías espera la llegada de alguien que salvará al pueblo de Dios, alguien que actuará con honestidad e integridad. En la segunda lectura, San Pablo anima a los habitantes de Tesalónica a seguir a Cristo. Ruega que su amor crezca y que sus corazones sean ‘confirmados en la santidad’. Los primeros cristianos creían que Jesús volvería muy pronto como el Señor de la Gloria.

Con el paso del tiempo, tuvieron que replantearse esta creencia y averiguar cómo vivir mientras tanto, el tiempo que transcurre entre la primera y la última venida de Cristo. Ese es también nuestro reto.

El Evangelio de hoy de San Lucas advierte a los cristianos que no se distraigan con las preocupaciones y las trampas del mundo, sino que estén preparados para presentarse con confianza ante el Hijo del Hombre cuando venga. Permaneciendo constantes en el amor y atentos a nuestra vocación, nos convertimos en la presencia viva de Jesús hasta que vuelva.

...

Este subsidio litúrgico ha sido elaborado por los Carmelitas de Australia y Timor-Oriental pensando en este momento en el que no podemos estar presentes en la celebración eucarística. Somos conscientes que Cristo no sólo se hace presente en el Santísimo Sacramento, sino que también en las Escrituras y en nuestros corazones. Incluso cuando estamos solos seguimos siendo miembros del Cuerpo de Cristo.

Se recomienda que en el lugar que escojáis para esta oración se coloque una vela encendida, un crucifijo y una Biblia. Durante el Adviento es apropiado tener la corona de Adviento en el lugar donde se reza. Estos símbolos ayudan a mantenernos conscientes de lo sagrado que es el tiempo de oración y a sentirnos unidos con las otras comunidades locales que están orando.

La celebración está organizada para que sea presidida por uno de los miembros de la familia y los otros miembros participen en ella.

Sin embargo, la parte del presidente de la celebración puede ser compartida por todos los presentes.

Recordad que mientras vosotros oráis en familia los carmelitas os recordaremos a todos vosotros.

Aviso sobre el tratamiento de datos digitales (Cookies)

Este sitio web utiliza cookies para realizar algunas funciones necesarias y analizar el tráfico de nuestro sitio web. Solo recopilaremos su información si rellena nuestros formularios de contacto o de solicitud de oración para responder a su correo electrónico o incluir sus intenciones y solicitudes de oración. No utilizamos cookies para personalizar contenidos y anuncios. No compartiremos ningún dato con terceros enviados a través de nuestros formularios de correo electrónico. Su información debería ser su información personal.